El día del Pavo!

El día de Acción de Gracias o Sangivin en buen dominicano, es un día de dar gracias como su nombre lo dice. Sin embargo, es también un día de mucha controversia de acuerdo con sus orígenes. Según lo que encontré en San Google, para muchos, este día debería considerarse como un día nacional de luto debido al genocidio cultural de sus orígenes (Así como dicen del día de Colón). Cientos de nativos americanos murieron a mano de los colonos. Y cómo el capitalismo puede más, el día sigue siendo celebrado como un día de dar gracias.

FirstThanksgiving

Sigue leyendo “El día del Pavo!”

Tengo permiso para conducir en NY!

Sé que tengo muchos días sin escribir. Perdónenme. A lo loco, tengo permiso para conducir en Nueva York. No se me emocionen, seguimos siendo pobres y sin tener carro pero lo que sí tenemos es una cantidad de trabajo impresionante. 

Se están aprovechando de mi nobleza porque me ascendieron a Gerente de Programas (Turn down for what!!).

14g5uk

Pero créanme, suena más fancy de lo que es (en verdad).

Sigue leyendo “Tengo permiso para conducir en NY!”

Microagresiones? Racismo? No. Eso no existe dicen.

Pocas veces me he sentido fuera de lugar en Estados Unidos. Y cuando digo fuera de lugar me refiero a sentirme no querida, o que no pertenezco. Algo que me tocó aprender al llegar aquí es que yo no soy negra. Soy Hispana o Latina. Y al hacer esa designación también estoy en una escala social distinta. Los blancos están en la escala social más alta (estadounidenses o europeos, porque en Rep. Dominicana no hay blancos como me han dicho), y los demás (hispanos, árabes, africanos, asiáticos, etc.) estamos en una escala social más baja.

Y no, yo no tengo ningún complejo. Es una triste realidad que tendrás que enfrentar una vez te mudes a este país.

Imagen relacionada

Sigue leyendo “Microagresiones? Racismo? No. Eso no existe dicen.”

Los dólares sí rinden!

Yo nunca pensé que diría esto, pero al César lo que es del César (para los que saben no hablo de ESE César). Estoy hablando de los dólares, y de lo mucho que me rindieron. Si usted es seguidor de mis redes sociales, y sobre todo de mis instastories, pudo notar que yo estuve visitando Tailandia (unas 4 ciudades) y Japón (como 6, pero Japón se divide tan raro políticamente que digamos que fui a Kyoto y Tokyo).

Los gastos totales de mi viaje ascendieron a los US$ 2,000.

leonardo

Sigue leyendo “Los dólares sí rinden!”

Mi primer año en Nueva York!

Un año en Nueva York! No lo puedo creer. Ha sido un año de muchísimo aprendizaje, ya que esta ciudad es definitivamente ÚNICA! Y la verdad es que no hay mejor palabra para describirla con la infinidad de locos y cosas raras que pasan aquí.

Con decirle que en estos días estaba en la plataforma del tren esperando mi trencito cuando pasa un grupo de carajitxs, unos niñxs entre 13 y 15 años. Ah pues, me creerían si les dijera que caminaron por detrás de mí y me dieron un cocotazo? Así mismito como lo leen, un carajito me dió un cocotazo, y siguió caminando y riéndose como que no hizo nada.

Image result for kid crying head

Sigue leyendo “Mi primer año en Nueva York!”

Ojo por ojo, diente por diente

Sucede que quien me enseñó este tema y lo equivocada que estaba es Daniel. Él es un tipo al que admiro muchísimo, no admiro para nada su relación con la mujer (en general), pero admiro su forma de ver la vida. Y si de alguien he aprendido muchas cosas, es de el. Daniel es abogado y su trabajo es defender a gente que no tienen dinero para pagar un abogado, y por consiguiente el Estado les asigna uno. Dígase, Daniel es un defensor público. Y creanme que es muy bueno en su trabajo. Sobretodo, fue muy bueno al demostrarme lo que significa la justicia, y como todos debemos aspirar a que se cumpla de manera correcta.

El tema para mí es sumamente interesante porque, como siempre, cuando discutimos sobre esto en algún grupo de WhatsApp, me impresiona mucho las respuestas de los demás. Hasta este momento deberán saber que soy una enchinchadora’. ¿Qué puedo decir? Me gusta discutir.

mqx9qu

Sigue leyendo “Ojo por ojo, diente por diente”