O̶b̶a̶m̶a̶ Alfonsina Recomienda 2019

Para que no se pierda la costumbre, véase la lista de libros que leí en el 2019. Desafortunadamente bajé mi marca pero espero recuperarla este año.

  1. Cuentos de Oscar Wilde, Oscar Wilde. Son cuentos infantiles pero como Oscar Wilde es un escritor tan bueno y tan importante vale mucho la pena leerlos.
  2. The man in the high castle, Philip K. Dick. A mi me fascina esta historia porque es un mundo en el que las fuerzas del eje (Alemania, Italia, Japón y demás) ganan la Segunda Guerra Mundial. Imaginense! Si no quiere leer, hay una serie en Amazon Prime.
  3. Frankenstein, Mary Shelley. Todos conocen esta historia. Bay.
  4. I left Microsoft to change the world : An Entrepreneur’s Odyssey to Educate the World’s Children, John Wood. Es una historia preciosa, de una persona que dedica su vida a la educación a través de la construcción de bibliotecas para comunidades pobres. Recomendado.
  5. Pride and Prejudice, Jane Austin. El libro es tan bueno como la pelicula. De hecho es mejor porque tiene mas detalles.
  6. El retrato de Dorian Grey, Oscar Wilde. Yo había leído este libro como a los 14 años porque me lo prestó una amiga de Mami. Que bueno que lo leí otra vez porque sinceramente no lo había entendido. 
  7. Becoming Michelle Obama, Michelle Obama. LA AMO más después de leerla. Como si antes era difícil quererla tanto.
  8. Choosing to Cheat, Andy Stanley. Es un libro corto pero poderoso. Trata de como debemos priorizar en la vida, es el trade off que hablan los economistas. Cuando decidimos hacer algo, estamos dejando atrás otras cosas. Cosas que tal vez tienen más valor.
  9. Why am I no longer talking to White People about race, Reni Eddo-Lodge. Excelente lectura. Para mis activistas sociales, por favor, leanse esta joya de libro. Reni hace una muy buena investigación y te explica con punto y coma porqué es tan difícil hablar con gente blanca acerca de temas raciales. 
  10. American Marriage. Tayari Jones. Yo amo a Tayari, es por mucho una de mis autoras favoritas aunque Paloma no le encuentre sentido. Esta historia dice tantas cosas acerca de la sociedad americana.
  11. Perks of being a wallflower, Stephen Chbosky. Hay una película acerca de este libro, tengo pendiente verla. Es con Emma Watson. Entretiene, nada que agregar.
  12. Educated, Tara Westover. El libro es enorme y te lo juro que te lo lees en una semana. Es una autobiografía.  La fascinante historia de una joven que viene de una familia que está loquísima, y todo lo que tuvo que hacer para lograr educarse. La tipa terminó estudiando en Harvard. 
  13. What Alice forgot, Liane Moriarty. Super lindo libro! Me gustaría ver una película con esta historia: Estás a punto de divorciarte y pierdes la memoría. Lo único que recuerdas? El momento en que tu relación iba viento en popa.
  14. The immortalists, Chloe Benjamin. Esta novela me fascinó porque te hace cuestionar muchas cosas acerca del destino. Somos lo que decidimos? O nuestro destino está sellado?
  15. River, cross my heart, Brenda Clarke. Es la historia de una niña negra en Estados Unidos en la época de la segregación racial. Es la historia de muchos. Triste pero muy poderosa.
  16. Eleanor Oliphant is completely fine, Gail Honeyman. Es una historia preciosa, Eleanor is NOT completely fine, pero es algo que se repite así misma. Su historia, es como la de muchos, gente que se pasa la vida sin vivir por miedo a enfrentar su realidad.
  17. Cuentos de la Alhambra, Washington Irving. Obvio, como visité Granada tenía que leer este libro. 
  18. I am Malala, Malala Yousafzai. Cuando sea grande, quiero ser como ella. Leer su biografía me hizo admirarla más. Que timbales caramba.
  19. The count of Monte Cristo, Alexander Dumas. Tiene muchísimos detalles que la película no tiene, obvio, y aunque las letras son pequeñitas y el libro es grande, es una historia que te mantiene enganchado.
  20. Bajo el Sol de Guabatico, Felicia Vazquez. Orgullosamente es mi tía. Un libro de décimas preciosas.
  21. A Gentleman in Moscow, Amor Towles. Mi querida suegra me lo prestó pero no he tenido la decencia de decirle que no lo he terminado porque me aburrió. Este se quedó para el 2020.
Ventajas de NY:
Tiempo de lectura OBLIGATORIA.

Crónicas de una muerte anunciada: mi viaje a RD

Cuando una historia va escalando de mal a peor, cómo empezar a contarla?

Bueno, pues por el comienzo dirán 🤣 ok.

Mi vuelo tenía que salir a las 11.59pm de un jueves y terminó saliendo a las 7.15am del otro día. Eso significa que todo ese tiempo estuve sentada en el aeropuerto intentando dormir. Como yo babeo durmiendo, oh sorpresa, me despertaba cada vez que sentía la baba. No solo diske con vergüenza a que me vieran, sino porque el bendito vuelo se atrasaba cada una hora.

Sigue leyendo “Crónicas de una muerte anunciada: mi viaje a RD”

Validando mis títulos en USA!

A mi me fascina estudiar. En aprender cosas nuevas, encuentro nuevos motivos, metas y pasiones por las cuales vivir. Suena un poco cursi, pero para mí nutrir el cerebro no tiene precio. Dado que hace cuatro años terminé la maestría, creo que es hora de volver nuevamente a las aulas (no literalmente porque estoy buscando aprendizaje en línea). Todavía no estoy segura si perseguir un doctorado o hacer una especialidad, pero lo que sí sé es que no quiero dejar de estudiar. 

Porqué les cuento todo esto? Porque acabo de validar mis títulos en Estados Unidos (wop wop).  Es decir, que si usted tiene una licenciatura abajo del brazo, y no quiere empezar de cero en Estados Unidos, puedes hacer lo que se conoce como equivalencia de títulos. Contratas una agencia que valida tu título en los Estados Unidos y te define a qué equivale tu grado en este país.

Sigue leyendo

Carretereando en USA!

Como a mi todo me pasa, dejenme contarles que hace unas semanas decidí visitar Toronto, Canada. En parte porque quería ir a ver a mi querida amiga Steph y sus retoños y por supuesto porque, como la trotamundos que soy, quería visitar un país nuevo. Decidi pues, irme en carro, y de más está decir que el traslado fue largo, muy largo. Sin embargo, esas 9 horas fueron muy productivas ya que Tim (mi nuevo compañero de aventuras) y yo hablamos hasta por los codos.

En esas 9 horas pasó algo muy interesante que les quería contar. Tim tiene carro deportivo, lo que se traduce en que 1) acelera más de la cuenta y 2) atrae a todos los policías. Cuando íbamos de camino a Toronto, en los alrededores de Pensilvania, un policía comenzó a seguirnos. Supuestamente habíamos estado en exceso de velocidad por casi 20 millas. Eso según lo que dijo policía porque él no tenía la máquina de medir la velocidad.

Obviamente, Tim comenzó a desacelerar y se hizo a un lado. Yo no voy a mentir. Me puse nerviosa. Imaginé todas esas noticias donde las personas por un mal movimiento de manos, han sido asesinadas a manos de un policía. Y no, no estoy exagerando, el abuso policial es una realidad. De acuerdo con las estadísticas de https://mappingpoliceviolence.org/:

  • En 2017 la policía asesinó a 1,147 personas. Los negros fueron un 25% de esas muertes a pesar de ser solo un 13% de la población.
  • Una persona negra es 3 veces mas propensa a ser asesinada por la policia, que una persona blanca.
  • Y en un 99% de los casos del 2015 los policías no fueron condenados. Es decir que nadie asume responsabilidad.

De vuelta a mi historia, lo primero que Tim hizo fue poner las manos en el volante. Como cual tuviera un entrenamiento.

Miré por el retrovisor y el policía no se había desmontado. En ese momento Tim dice:

“Deberíamos grabar esto”, pero justo cuando hice el amague de bajar la mano para buscar mi celular en mi mochila, me di cuenta que el policía ya venía caminando hacia mi ventana. Así que me detuve. Al mismo tiempo, Tim muy asustado me decía “no no no, no busques nada, Alfonsina en serio, para”.

Unos segundos más tarde el policía estaba en mi ventana. Bajé el cristal, y la conversación fue más o menos así:

  • Policia: Hacia donde van?
  • Tim: Hacia Toronto
  • Policia: A que van a Toronto?
  • Tim: A ver unos amigos de ella, dice Tim.
  • Policia: Y usted sabía que iba en exceso de velocidad?
  • Tim: Si, si. Lo se.
  • Policia: Que carretera va a tomar para llegar?
  • Tim: No lo sé, estamos sugiriendo la ruta de google maps.
  • Policia: Vas a cruzar por Búfalo?
  • Tim: No se, creo que si.
  • Policia: Seguro vas a tomar la carretera 90. No?
  • Tim: Puede ser, la verdad no estoy seguro, sólo estamos siguiendo el mapa.
  • Policia: Me puede dar su registro y licencia?

Dado que eso implicaba rebuscar y yo era la que estaba enfrente de la gaveta, miré al Policía en señal de voy a abrir eso. Abrí, rebusqué y Tim me señaló lo que era. Se lo paso al policia y el dice, I´ll be back.

Pasaron unos 5 minutos, cada minuto más tenso que el anterior y cuando regresa nos dice tienen una multa de exceso de velocidad, y añade “Los ayudé poniéndoles menos millas que las que en realidad iban”.

Ok… gracias?
Esperamos a que el se montara en su vehículo y arrancamos

La multa? Súper merecida. No dudo que anduviésemos en exceso de velocidad, lo que en realidad me molesta es la impotencia que uno tiene como ciudadano (o residente porque no tengo pasaporte gringo) al ser acorralado por un policia. El sentir que mi vida puede acabarse simplemente porque soy latina, o en el caso de Tim, por ser negro. Si algo tienen los números es que no mienten. Y las estadísticas muestran la discriminación que existe hacia personas hispanas y sobre todo, a los negros. Pensar que eso te puede pasar a ti? Da muchísimo miedo.

Tim tuvo que detener el auto más adelante para pararse y respirar. Para él, esto es mucho más serio e impactante que para mí. Me sentí mal por él y por tener que crecer en un ambiente así.

En fin, después de todo eso, y de transitar a la velocidad permitida sin mas contratiempos, llegamos a Toronto. El proceso de migración fue muy sencillo. Los residentes de USA solo necesitan pasaporte y la tarjeta de residencia para entrar a Canadá. No hay que sacar un permiso si vas a viajar por tierra. Si viajas por aire, sí tienes que sacar permiso.

La ciudad me gustó mucho! Reconecté con mi hija, esa que di en adopción a mi amiga Stephany desde que la tuve porque ella tenía más posibilidades que yo de criarla. Valentina=Alfonsina. Entienden? No es pura coincidencia.

Cabe recalcar, que si te gusta la comida, Toronto es el lugar para visitar. Sin exagerar, puedo decir que una de las mejores comidas que he tenido fue en Toronto. Especificamente en el restaurante Raza (tienen un especial los lunes FYI). Y por último, como soy fan de los museos me gustó mucho Casa Loma. Sobretodo por la estructura que es un castillo.

En fin, que sí, Toronto: recomendado. Eso sí, cuidado en la carretera, no vaya a ser cosa.

El Hermano de Jesús en NY! O.o

Ustedes saben que a mi las rarezas me persiguen en su máximo potencia, verdad? Okay. Bueno, pues agárrense, porque esta que les voy a contar hoy supera todas las adversidades.

Generalmente, las personas tienen mi número personal puesto que yo lo uso también para el trabajo, es decir, que cualquiera me puede textear o llamar. Sucede que una persona que había conocido en uno de nuestros eventos, me había dicho por mensaje de texto que quería ir a tomarse un café conmigo para hablar más de las oportunidades de voluntariado. Dígase, en todo momento dijo que era profesional. Sin embargo, pasados los días, sus mensajes comenzaron a ser un poco menos profesionales, y claramente yo los ignoraba. O simplemente, respondía con un “no puedo, estoy muy ocupada”.

En fin, que le saqué los pies. No quise decir nada de no estoy interesada en ti, porque a mi me gusta dar el beneficio de la duda y espero lo mejor de las personas, pero además, porque él trabaja para una empresa con la que no me conviene estar en rojo. En mi cabeza él iba a captar las señales. Pasaron algunas semanas de silencio total, y luego esa persona me da la primera señal de que hay problema en ese cerebro.

Sigue leyendo “El Hermano de Jesús en NY! O.o”