Mi vecina no me quiere!

Yo sé que a todo el mundo uno no tiene que caerle bien, pero… a mi vecina verdaderamente no le caemos bien. Nos odia!! Si por ella fuera estuvieramos montadas en el próximo vuelo a RD. Ya mismo!

¿Qué me ha llevado a pensar eso? Bueno entre su nieto gritándome, ella imitando a un gorila para referirse a nosotros o la amenaza de llamar a la policía, no sé cual elegir.

Sucede que tenemos tres días que nos mudamos a un nuevo apartamento. Era sábado y decidimos ir a comprar todo lo que necesitábamos del supermercado (de esos supermercados que no dan bolsas y todo se pone en cajas). A las 6:30 p.m. regresamos al apartamento. Hicimos mucho ruido puesto que teníamos muchas cajas. Luego de un rato, habíamos puesto toda la compra en su lugar y estábamos sentadas en la cocina tomando café y hablando de nuestro día. Toca alguien a la puerta.

Esta conversación fue en inglés pero traduciré para los fines de esta publicación.

Mi hermana: quien es?

Vecina: Abre la puerta.

Mi hermana: quien?

Vecina: D1, abre.

Mi hermana no entiende y no abre la puerta.

Siguen tocando a la puerta, insistentemente.

Me acerco yo.

Alfonsina: Quien es!?

Vecina: Abran esta puerta. Es D1.

Abro la puerta y la señora entre señas y un inglés poco entendible dice:

Demasiado ruido. Bam Bam Bam (levantaba los brazos señalando el techo).

A su lado venía un niño de no más de 7 años. El niño al ver a su abuela sin poder explicar bien decide tomar cartas en el asunto. Aclaro que el niño me gritó en TODO momento.

Niño: Tu estás haciendo mucho ruido, Bam Bam Bam (y hace señas de caminar muy duro). Vas a romper el apartamento.

La señora dice “Yo llamé al dueño y te reporté. También voy a llamar a la policía”.

Alfonsina: A la policía? Ok, porque? (Risa sarcástica y con cara de que de que rayos está hablando).

Ella insistió en que hacíamos mucho ruido y que quería dormir (eran las 7:00 p.m. y tanto ella como el niño estaban en pijamas).

Le dije discúlpe las molestias, gracias por venir, buenas noches.

Esa escena se repitió unas tres veces en menos de dos semanas, y a su discurso le agregó el llamarnos locas. La última vez que se dirigió a nuestra puerta exigiendo silencio con palabras no educadas y que voy a omitir por respeto al lector, decidimos poner nuestto granito de arena: utilizando su tono autoritario, le dijimos que íbamos a llamar a la policía.

MÁS NUNCA HABIA VUELTO A TOCAR! Hasta…el día de año nuevo que obvio hicimos fiesta, y obvio bailamos merengue, salsa y bachata!

Después esto, varias cosas pasaron por mi mente. La primera es su actitud. Por que ella entendió que con amenazas lograba su cometido? ¿Por que no simplemente conversó con nosotros como un ser humano? ¿Por qué  permite que su nieto le falte el respeto a los adultos? A dónde hemos llegado como sociedad que las personas no pueden conversar, no pueden tratarse con amabilidad y muchos menos mostrar tolerancia y respeto hacia los demás.

Hicimos la denuncia a la compañía de mantenimiento y resulta que tenemos la razón porque nadie puede tocar a tu puerta por el simple hecho de caminar en tu apartamento; mucho menos subir a decirte que quiere dormir en fiesta de año nuevo donde todos están celebrando.

Alguien me dijo: “Ella tiene suerte de que ustedes son las que están ahí. Son muy educadas y por eso lo sigue haciendo”. ¿En serio? ¿Hasta ser educado raya en lo malo?

Esta situación no es ajena a nosotras. Por lo que me dicen,  en NY esto pasa de forma seguida. Sólo porque sí. Si tienes una historia parecida, por favor, cuéntame para llorar y reirnos juntxs!

 

Autor:

Volando desde 1990.

5 comentarios sobre “Mi vecina no me quiere!

  1. Leyendo, solo me imaginé tu risa sarcástica, cuando te dijo que llamaría a la policía. Alfon, cada cosa Dios la pone en su lugar, en el momento preciso. Tuve dos experiencias así con mis vecinos, pero luego, Dios, el destino, el Karma, o la vida (según como cree cada persona), se encargó de que esa persona se diera cuenta que la humildad y el respeto hacia los demás, son las prendas más valoradas en un ser humano. Hoy por hoy, la persona nos saluda con agrado y he hecho actividades fiesteras en mi casa, donde se pone música (no a un nivel desagradable), se baila hasta que salga el sol, y la persona no se queja…Hasta le hemos preguntado: “le molestó la música de anoche?” A lo que contesta: “No, no escuché nada” hahahahahaha No entiendo el mal vivir de algunas personas, es como si la vida le “jediera”.

    Me gusta

  2. Hehehehehe amo! En NYC yo tuve una a la que se le empezo a pasar el agua de humedad del mio al de ella pero la verdad fue muy amable (española) y otra loca demente que gritaba todo el dia y me regañaba porque siempre botaba mal la basura pero es que ODIABA bajar al cuarto de basuras hehehehe

    Me gusta

  3. que contestaria yo: bueno señora seria tan amable de entender que el dia que su nieto venga aqui a tocar la puerta para intentar decir que su abuela esta en cama, yo no le hare caso por que no es amable y cuando quizas me de cuenta de su necesidadd sea por el ruido que provoque la policia, los doctores y por ultimo el forense. sumandose a todo esto seguire escuchando a su nieto llorar y ese ruido molestoso simplemente no lo aguantare y adivine cuando quiera reclamar tanto disturvio y ruido llegara el detective para preguntar que si se o no se y usted que es la autora de tanto disturbio no podra responder, adivine por que? si, usted estara tiesa asi que de esta forma pasaremos el mas rato. Atendiendo a todo esto, no gusta usted de ser mas amable conocernos y tomar cafe juntas. gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s