Mi primer cumpleaños en USA! #FirstBirthdayinAmerica

Mi día de cumpleaños es el día mundial del árbol, pero también el día que se celebra la batalla de Puebla en México, donde los mexicanos conmemoran su victoria contra el ejercito francés. ¿Hasta ahora todo normal?…Eso es en México. En Estados Unidos, 5 de mayo (léase cincou di mayou), es un día para comer tacos, beber tequila y utilizar todos los estereotipos mexicanos habidos y por haber en disfraces y demás accesorios.

#Happycincodemayo

Image result for gringos celebrating 5 de mayo

La gente anda en la calle alborotada utilizando sombreros de mariachis, bebiendo margaritas e inundando todas las taquerías y restaurantes de comida mexicana. Obviamente, yo no quería celebrar así. Respeto demasiado a México y su cultura como para disfrazarme con lo que la gente cree que significa ser un mexicano.

La verdad no tenía muchas esperanzas sobre este día. Tengo 8 meses en Nueva York y no sabía que hacer ni como celebrar mi cumpleaños, pero luego de mucho preguntar y tener a mis amigas Carol (aka la gringa), y Johana (aka paisana) investigando en cosas que hacer NO relacionadas al cincou de mayou, aprendí algo muy importante. Para celebrar un cumpleaños en NY, hacer un Brunch es lo máximo. Puedes comer y tomar muchísimo sin necesidad de gastar tanto dinero. En mi caso, fui a un lugar llamado Lil´Frankies, donde me bebí varias mimosas, tomé café, me comí un plato principal, un plato de tostadas francesas y gasté US$38.00 (impuestos y propina incluida). Un restaurante súper acogedor donde la pasé maravillosamente bien.

Image result for aplauso

Además de mi brunch, tuve la oportunidad de ir a conocer los cerezos japoneses al Jardín Botánico de Brooklyn (he subido a mis redes como 500 fotos). Fui con toda mi familia, y fue mágico. Acompañada de mi mamá, mi tia Inés, mi sobrina y mi hermana, y rodeada de flores y árboles tan hermosos como los que exhibe el Jardín Botánico. En verdad, lo recomiendo al 100%.

Me pasó algo muy lindo el 5 de mayo con una señora que no tenía la menor idea que ese día yo había hecho mi entrada triunfal a este mundo. Obvio, triunfal, porque mi mamá estaba preparada, – dígase amarrada para no tener hijos-, cuando salió embarazada de mí. ¿Ya entienden porque soy tan perseverante?

En Nueva York pasa muy seguido que las personas no ceden el asiento a los envejecientes o mujeres embarazadas. Yo casi siempre lo hago porque intento ponerme en los zapatos de los demás: si yo con 28 añitos, estoy a veces muriendome que quiero sentarme, no me imagino una persona mayor o una mujer con un ser humano en su barriga. Cuando vi a la doña cojeando me paré a ofrecerle mi asiento, y ella muy sonriente me dijo que me iba a aceptar la invitación.

Ustedes saben cuando una gente te quiere buscar conversación a ‘la mala’? así estaba la señora. Hasta que finalmente se le dio y la persona a su lado se levantó de su asiento, y yo me senté junto a ella. La señora me dijo que los jóvenes de hoy en día generalmente no ceden sus asientos, y que yo era muy linda persona y que además muy hermosa (gracias gracias). Comenzó a hablarme de que cuando era más jóven la gente era más amable, y se preocupaban más por los demás, y menos por el aspecto físico. De hecho, me dijo que yo ni maquillaje tenía y que aún así me veía muy linda (doña yo tenía una base de maquillaje empañetandome el rostro pero okay).

En fin, que le dije que era mi cumpleaños, y me dijo “Wao, que bueno, ¡Felicidades!. Mi mayor deseo para ti es Salud, sí salud, eso es muy importante. Porque estoy segura que el amor no falta en tu vida. Se te nota”. La sonrisa de oreja a oreja que me puso esa señora no tiene precio. Porque no sólo es tu creerte la película, es que otros la reconozcan contigo. Luego de esa interacción, me fui al concierto de Natalia Lafourcade, que quien me conoce sabe que la AMO con todo mi corazón. Con su música cerré mi día con broche de oro.

Si pudiera describir en una palabra mi primer cumpleaños en los Estados Unidos de América, diría Agradecimiento. Si bien no llegó ni un regalo de ningún enamorado [no me pregunten por el joven de la primera cita que se desapareció], llegaron muchos regalos de mis compañeros de trabajo, amigos y familia (de todas partes del mundo). Regalos que no fueron necesariamente materiales, sino expresiones de amor hacía mi persona que valoro muchísimo. Aunque cabe destacar que algo que tienen los newyorkinos es que disfrutan dar regalitos y tarjetas de cumpleaños. Así que ya saben, si viven aquí o vienen a vivir acá esperen esa tarjetita de cumpleaños con 20, 40 o 50 dólares dentro.

 

Image result for birthday cards in usa with money inside

 

Gracias a todos y todas los que se tomaron un momentito de su tiempo para felicitarme, y gracias a ustedes los que se tomaron su tiempo en leerme! Lo aprecio muchísimo.

Autor:

Volando desde 1990.

3 comentarios sobre “Mi primer cumpleaños en USA! #FirstBirthdayinAmerica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s