Entrevistando candidatos en NY! (Sí, yo)

Este personaje que los gringos confunden con una menor de edad ha estado entrevistando personas para unas posiciones que tenemos abierta en la oficina. Ya llevo 10 meses en la organización aunque pareciera que llevo más con eso de que llego a la hora que quiera y de vez en cuando ando en medias dentro de la oficina.

da.png

Ahorita salgo en el periódico “Dominicana es despedida por no usar zapatos en el área laboral”. Aunque, si bien no me han despedido por todas las excusas de vacaciones, no creo que por mi zicote’ lo hagan. Para su información, gozo de 30 días laborables de vacaciones. Sí, 30 HERMOSOS DÍAS.

Image result for adivinen quien esta feliz

En fin que tenemos abiertas nuevas posiciones (no es la mía), y una de las reglas es que todo el equipo entrevista al candidato. Es muy gratificante estar sentada del otro lado de la silla, pero también me recuerda que hace poco yo estuve ahí. Hace MUY poco diría yo. Y tengo muy fresco lo tedioso que puede ser, es decir, lo difícil que es estar buscando trabajo. No se que es peor, escribir cartas de presentación personalizadas, revisar tu currículum mil veces para no cometer un solo error, o estar buscando a diario oportunidades de empleo.

Lo que nunca me había percatado es en la importancia de las preguntas que yo como candidata le haga al entrevistador. De hecho, nunca me había percatado que estas preguntas pueden definir tu candidatura en una empresa. Bueno, al menos en Nueva York. Cuando luego de entrevistar a una chica que no realizó ninguna pregunta, una de mis compañeras aka Carol la gringa, dijo: Que decepción! De verdad no tenía ninguna pregunta para nosotros?

Y yo: eso es tan importante? Ahora me entero.

He encontrado verdaderamente gratificante las preguntas de los candidatos. La que más me gusta es cuando me preguntan , ¿porqué te gusta trabajar aquí?. Y lo que más disfruto es escuchar a mi y a mi equipo responder sobre las bondades de trabajar en esta fundación. En ningún momento nadie menciona la retribución económica, y tampoco nos pasa por la mente. Al menos a mí. Y créanme que yo no gano ni cerca de lo que mis credenciales pagan en Nueva York, pero creo que es la primera vez en mi vida que siento que mi trabajo es gratificante. Aunque yo sea tacaña, entendí que nuestras decisiones laborales no deberían nunca basarse en el sueldo.

Cuando comencé a trabajar aquí me quejaba constantemente de haber aceptado un trabajo que ganaba tan poco dinero. Porque para ser honesta lo acepte por necesidad y no porque  me estuvieran lloviendo las opciones. Estaba recién llegada y necesitaba un trabajo sí o sí. Confieso que muchas veces apliqué a empleos que cruzaba los dedos para que ni me los ofrecieran. Es decir, aplicaba porque debía trabajar, pero en el fondo de mi corazón sabía que no los quería. Rezaba para no tener la opción de aceptar un trabajo que odiaba.

La moraleja de todo esto es que si tienes interés de buscar trabajo en Nueva York, no solo te toca estudiar el puesto de trabajo e investigar todo lo posible acerca de la empresa, sino también que debes de estudiar las preguntas que debes hacer. Aunque usted no lo crea se nota cuando los candidatos hacen preguntas que realmente las pensaron. Es decir, se tomaron su tiempo en estudiar a la empresa y cuestionar como hacemos ciertas cosas.

La otra moraleja es que aunque respeto el dinero, lo más importante es preguntarnos si nos gusta lo que estamos haciendo. Y si no nos gusta, pues creo que deberíamos cuestionarnos la existencia jajaja. Broma. Lo que si creo es que nunca es tarde para hacer un cambio de carrera o de trabajo. Tal vez te gusta tu carrera pero odias a tu jefe. Créanme, been there, done that. Yo tenía una jefa en Santo Domingo que me ofendía fuertemente y a los minutos me preguntaba que porqué estaba triste. PSICO. Cuando renuncié le dije que visitara un psicólogo :).

En mi caso, me fascina poder trabajar en un lugar cuya misión sea empoderar a niños y jóvenes, y sobre todo que dentro de nuestros pilares esté la educación financiera. Un tema que me pase por dos años estudiando mientras trabajaba en México. Aquí no se trata de servir a altos ejecutivos y escuchar a investigadores con el ego en las nubes hablar de sus modelos teóricos, aquí se trata de escuchar a los niños y niñas que estarán influyendo nuestro mundo el día de mañana.

 

Autor:

Volando desde 1990.

4 comentarios sobre “Entrevistando candidatos en NY! (Sí, yo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s